Presentando el poder de los Autorespondedores

¿Alguna vez has llegado al punto en que te cansas de responder a la interminable cantidad de correos electrónicos que recibes día tras día? Entonces estás listo para conocer cómo los autorespondedores pueden ahorrarte horas de valioso tiempo, diseño web Zaragoza ya los utiliza.

El problema con el correo electrónico es que quienes lo envían esperan respuestas al instante, mientras que usted probablemente sienta que esto es muy agotador cuando tiene 101 otras cosas que hacer en su día. Entonces, ¿qué hacer? ¿Trabajar en turnos continuos de veinticuatro horas para responder a los correos electrónicos entrantes, o contratar personal para que lo haga por ti? Una mejor solución es utilizar un programa económico llamado autorespondedor.

Los autorespondedores se pueden utilizar de varias maneras para ayudarle en línea, y una de estas maneras es responder automáticamente a los correos electrónicos entrantes tan pronto como se reciben.

Como probablemente ya te habrás dado cuenta, los correos electrónicos son un método primario de comunicación a través de Internet, lo que los hace esenciales para tu negocio. Una característica muy importante de los correos electrónicos es la posibilidad de que los visitantes proporcionen comentarios sobre su sitio web, productos y servicios de forma gratuita. Sin embargo, si usted pasa horas y horas respondiendo a estos correos electrónicos, ¿cómo se espera que dirija su negocio?

La respuesta es realmente muy sencilla, pero es sorprendente la cantidad de sitios web que no son conscientes del uso de los autorespondedores.

Además de responder automáticamente a los correos electrónicos, los autorespondedores tienen muchas otras buenas razones para utilizarlos. Por ejemplo, pueden proporcionar una oportunidad perfecta para enviar información sobre los servicios o productos de su sitio web, cualquier oferta especial que desee ofrecer, y cualquier artículo o consejo que pueda ofrecer a sus clientes potenciales. Son una muy buena manera de construir relaciones estables con sus clientes.

Los autorespondedores pueden estar en una variedad de formatos, desde el software que se ejecuta con su programa de correo electrónico o secuencias de comandos que se ejecutan en su servidor de alojamiento web, a los proveedores de servicios de autorespondedor. Hay varias empresas que ofrecen autocontestadores de forma gratuita, pero querrá leer las características que ofrecen antes de decidirse por uno de ellos. También hay otros que cobran una pequeña cuota, así que eche un vistazo antes de decidirse.

Una gran característica de los autorespondedores es su capacidad para enviar un número ilimitado de mensajes de seguimiento a intervalos determinados. Esto ofrece la oportunidad de enviar un curso electrónico, por ejemplo. Qué mejor manera de mantener a sus visitantes contentos que proporcionarles un curso electrónico informativo, que eduque a los lectores sobre un tema, capture la dirección de correo electrónico de los visitantes para un contacto posterior y proporcione información sobre sus servicios y productos al mismo tiempo.

Estos cursos electrónicos pueden ser tan largos o cortos como usted elija, pero asegúrese de que el lector pueda seguir el curso. Por ejemplo, cuando se inscriba, hágale saber a qué se está apuntando. Un título de ejemplo «Un curso electrónico gratuito de 10 días sobre planificación de bodas» informará, por supuesto, al visitante de la duración del curso y de qué trata. Su primer correo electrónico debería ser siempre un mensaje de bienvenida para el visitante de su sitio, junto con una explicación de lo que puede esperar del curso electrónico. Haga que este mensaje sea tentador, a la vez que transmita que está ofreciendo información gratuita y de alta calidad que beneficiará al lector.

El correo electrónico es una excelente herramienta de marketing, pero los autorespondedores han llevado el poder de los correos electrónicos a un nuevo nivel, permitiéndole ponerse en contacto con miles de clientes potenciales, varias veces, de forma automática. He dado una rápida introducción a los autorespondedores aquí, pero hay mucho más que descubrir.

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *